Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

4 jul. 2015

Receta de telenovela

Poner a hervir un litro de agua para la noche tormentosa cuando la nana atiende el parto de la madre de la protagonista. Una vez que la nana se ha hecho cargo de la bebé, dejar transcurrir 18 ó 20 años hasta que ésta calce sostenes copa 40 y casualmente sea contratada de doméstica en la finca de su padre. 

La nana, chantajeada por el padrastro maltratador, oculta el secreto mientras la recogida se enamora del galán sin saber que es su hermano.

Como es costumbre en la vida cotidiana, los jóvenes se enamoran sin importar que él sea un próspero latifundista y ella quien lava los baños de la mansión. Pero en una de esas el padre intenta violar a la cachifa, pero durante la escabrosa tentativa el sádico rueda escaleras abajo y queda amnésico. 

Poner a hervir por 58 capítulos la misma trama truculenta, periodo en que el galán derrochará en generosas porciones un cuñete de baba creyéndole a su perversa prometida cuando ésta le jura que el bebé que lleva en su vientre la heroína no es suyo sino del chófer.

Al nacer el retoño de los enamorados, la villana lo secuestra y abandona en la calle donde casualmente vive el padrastro maltratador. El niño, al crecer, trabaja como limpiador de parabrisas que ocasionalmente ofrece sus servicios a un magnate sin sospechar que tan amable caballero es ¡su padre mismo! 

La heroína solicita la anuencia de la Virgencita para tramar su venganza, valiéndose de un mazo de pestañas postizas con el que ni la nana logra reconocerla. El padre maltratador también rueda por las escaleras y, agonizante, revela el misterio a los héroes, quienes corren a rescatar a su hijo de las calles para rodearlo de lujos insospechados.

Al final, aparecen escenas de limpiabotas o malabaristas callejeros que a diario examinan con su mirada el interior de las limusinas ansiando descubrir en cuál de ellas viaja su destino...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading