Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

14 nov. 2014

Yo estoy bien, Tu estas bien


Mediante la lectura de esta obra se puede conocer el Método y la terminología del análisis conciliatorio, que en su momento supuso una nueva concepción dentro de las teorías de la personalidad del individuo.
Publicado el libro en su edición original en 1967, el Dr. Thomas A. Harris realiza el mismo tras debates, charlas y análisis llevados a cabo con Eric Berne, que fue quien desarrollo el concepto de análisis conciliatorio, y para el que trabajó durante diez años.

El Método básicamente consiste en entender que en cada individuo convergen tres estados del ser, es decir realidades psicológicas, el Padre, el adulto y el niño, y que los cambios y muchas de las reacciones entre las personas se deben a que en lugar de responder con el adulto, se responde con el padre (represivo) o con el niño (juguetón).

Dentro del análisis conciliatorio es importante también conocer la clasificación sobre las cuatro posiciones vitales del individuo respecto a si mismo y que influyen en lo mencionado...

1. Yo estoy mal, tú estás bien.

2. Yo estoy mal, tú estás mal.

3. Yo estoy bien, tú estás mal 

4. Yo estoy bien, tú estás bien.

Debemos partir de un hecho sustancial a la hora de abordar la lectura de esta obra, y es que aunque a mi entender no está particularmente dirigido a psicólogos, este es un libro de psicología, con todo lo que ello conlleva. Es decir que aunque cualquier persona puede leerlo, y de hecho tiene interés para cualquiera que tenga mínimo interés en mejorar como persona, en ocasiones se puede complicar el hilo de la argumentación, especialmente si no se lee con plena concentración.

Cuando uno lee un libro de este tipo, en este caso mostrando una teoría antigua (años 50/60) sobre el individuo, (aunque incluiría a otros libros que aportan conocimiento) solo puede sino pensar por qué no se da más publicidad a determinados conocimientos y saberes, y se nos inunda de ocio vano y absurdo. Las herramientas de este análisis y de otros conocimientos que no poseo son un enriquecimiento esencial que hace que su lectura sea obligada.

1 comentario :

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading