Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

30 ago. 2015

Deseo pequeño

reales
No hay duda de que me he adaptado con bastante facilidad a mi estilo de vida. Sin embargo, el recuerdo de una vida pasada no se me hace menos dolorosa. Por el contrario, se torna mas aguda con cada nueva victima.


Hace unas noches la conocí, unos cuantos años mayor que yo. Hice mi entrada, no muy triunfal, una nueva dimensión. A diferencia de mi, ella estaba marcada. Tenia meses visitando doctores, clínicas, homeópatas, acupuntura y cualquier sitio donde tal vez encontraría una pequeña sensación de esperanza.

A ella le angustiaba verse al espejo y solo encontrar una imagen pálida, demacrada. Continuamente se preguntaba que le había sucedido, por que a ella y no a otra persona que lo mereciera más. No se consideraba para nada valiente. Todos los esfuerzos que hacia para mantenerse con vida se debían a su miedo a la muerte y no a una voluntad de hierro.

Imagino que conocerme fue para ella como un pequeño milagro. Todos los días lo primero que escuchaba era su voz. Rogando, sollozando, gritando. Se tornaba insoportable, me sentía acechado, perseguido por su sombra, por su respiración pesada y cansada. Cargo de conciencia por mantenerme aparte esperando ver el desenlace de una muerte anunciada.

¿Que podía hacer? Ella era incapaz de vivir sin la aprobación ajena. Adiós a la privacidad, a la espontaneidad, a los caprichos del momento, a la algunas veces deseada soledad. Con seguridad, llegare a odiarla lo suficiente como para que un día no aguante mas las ganas, y de un solo golpe, le de la paz anhelada.

Hoy, con los recuerdos de ella, no puedo sacudir de mi mente la sensación de "deja-vu" que las imágenes proyectadas desde mi cabeza generan en mi interior.

Aun no he sacado su cuerpo de mi apartamento, el olor a podrido es cada vez más denso e insoportable...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading