Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

22 may. 2015

Hellsing

Hellsing y Blood Plus by ciberman001
La gente llenaba el pequeño y oscuro lugar. Victoria, la "chica policía" meditaba. Hacia mucho tiempo desde que todos mis sentidos fuesen inundados y subyugados por la presencia de tantos seres humanos. Estaba en trance hipnótico.



A Victoria lo único que le importaba era sentir la vibración de las notas musicales, estar consciente de como recorrían cada una de sus terminaciones nerviosas. Su cuerpo se movía al ritmo de esos sonidos, como si existiese ajeno a ella. Era una sensación extraña, lo percibía todo sublimizado. Parecía que se desdoblaba y podía observarse a si misma como el reflejo en un espejo.

Ella no era la única que observaba. Victoria no identificaba esa extraña y nada natural onda de calor que se había posado sobre ella. Suavemente, sin romper el ritmo de sus movimientos, se voltea buscando la fuente de esa extraña fuerza, pero no logra detectar nada fuera de lo común.

Ignora la distracción y regresa a su flujo particular de sensaciones, en cada movimiento el calor y olor humano que la rodea se intensifica. Todo es de un exquisito gusto, hasta que una mano helada, tan fría como las suyas se posa sobre su hombro. Victoria no logra ver a quien pertenecen esos dedos capaces de decapitar a cualquiera en cuestión de segundos.

La aprehensión invade a Victoria, piensa que puede estar en peligro, pero, si ese fuese el caso, ya hubieran actuado. Por ende, su visitante buscaba otra cosa. Estaba invadida. A medida de que sus extremidades retomaban el ritmo de la música, se vio a si misma tocándose. Esas manos iniciaron un seductor recorrido por su espalda hasta llegar a la cintura, allí, con mucha suavidad, forzaron su cuerpo a girar hasta que quedo frente a frente.

Sentía la presión sobre su bajo vientre de la erección de él. Solo miraba unos ojos rojos, ceño levemente fruncido, labios carnosos, prometedores. Su piel no es tan pálida como la suya, un ligero tono grisáceo la cubría. Sabia que su acompañante no hacia mucho que se había alimentado.

La música declinaba, ya terminaba la ultima melodía de la noche, ahora la distancia entre su cuerpo y el mio es casi inexistente. Victoria es atrapada por un vertiginoso vértigo que en cámara lenta le muestra como la uña de un dedo indice se hace un breve corte al nivel del corazón. Un pecho desnudo la invita a que ella se alimente.

Victoria posa sus labios en la fría piel, succionaba el cálido y delicioso liquido rojo. Mientras, sus cuerpos se movían a un ritmo cadente, propio y único de la música que llenaba el salón. Con los últimos acordes, Victoria viajaba por el espacio que llenaba todo lo que les rodeaba.

Un gemido escapa de ella, en mas un murmullo casi inaudible... Alucard...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading