Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

6 ene. 2015

Jesse Owens

Sobre el silencio del Olímpico de Berlín truena un disparo directo al corazón de la Alemania nazi y a la segregación racial norteamericana. 

Jesse sale como una centella y bracea armoniosamente al ritmo de su indómita carrera, en la fase de aceleración no se ven sus zancadas, por un instante cree tener alas, pasa como un cometa junto a la figura de Lutz Long, ario que no cree que en cábalas y le profesa gran admiración. 

Ambos buscan la cinta de la gloria en el Olímpico, pero solo uno de ellos viaja hacia la eternidad de la leyenda. En la fase de velocidad estabiliza la zancada y a unos 90 metros, la fatiga muscular le obliga a desacelerar, aunque en menor medida a la de todos sus rivales.

Owens arrasa y asombra al mundo, los alemanes se enamoran de su fibroso cuerpo de gacela, que inclinado sobre el suelo, en un ángulo de 45 grados, proyecta la energía cinética de sus pies voladores y la energía motora de sus poderosas piernas. Cuádriceps, gemelos y femorales de acero, camuflados en un cuerpo de ébano. 

Jesse establece tres records olímpicos, dos mundiales e iguala el anterior record en 100 metros lisos. Cuatro medallas de oro en cien y doscientos metros lisos, salto de longitud y cuatrocientos metros por relevos, elevan su leyenda junto a la de los Dioses del Olimpo y le convierten en el rey de aquellos juegos. 

Ha ganado cuatro medallas pero ha vencido dos batallas, la primera contra su propio país, en el que aún se le sigue tratando como ciudadano de tercera categoría por su color de piel, y la segunda ante la Alemania nazi, que se rinde ante su talento y le vitorea por las calles de Berlín.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading