Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

7 nov. 2014

La picardía del venezolano

El nuevo libro de Axel Capriles, La picardía del venezolano (o el triunfo de Tío Conejo Taurus), es uno de esos varios títulos de los que uno dice que debería ser obligatorio leer en bachillerato, o al menos en las universidades.

Capriles, quien en la década anterior había hecho un muy buen aporte con El complejo del dinero y que ahora dirige la Revista Venezolana de los Arquetipos y Estudios Junguianos, logró con este ensayo dos hazañas: hablar de psicología jungiana e historia de las ideas con un estilo accesible para los no psicólogos, pero sin perder el rigor, y apretar en menos de 200 páginas una elaborada y muy satisfactoria explicación de por qué los venezolanos somos tan, pero tan dados a esa manera de vivir que hemos llamado, como con ternura, como con una pizca de orgullo, "viveza criolla".

Capriles explica cómo se llenó esto, cinco siglos atrás, de un montón de aventureros que venían de una España obsesionada por los héroes, donde no eras nadie si no eras noble, y que aquí se encontraron con un territorio donde los nobles eran ellos y era muy fácil engañar a la remotísima autoridad real.

Así que aquí el pícaro se hizo más importante que el héroe: ser astuto, engañoso y amoral era más rentable para los retos de la supervivencia y el enriquecimiento en las colonias que entregarse al modelo de abnegación y sacrificio de los caballeros andantes.

Y lo mismo ocurrió con los pobres indígenas que sobrevivieron a las enfermedades y los maltratos, con los esclavos africanos que también cargaban consigo una mitología del pícaro, y naturalmente con los criollos que salieron de la mezcla violenta de todos ellos.

El mito heroico de los libertadores con que se tejió la precaria identidad colectiva de las repúblicas americanas no es más que eso, un mito; lo que en realidad somos, de acuerdo a cómo nos comportamos, es pícaros....


No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading