Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

2 oct. 2016

La ultima cena

En el asiento detrás de su carro, ella siempre llevaba frutas y chucherías para los niños que piden dinero en los semáforos. Siempre que los veía, se paraba un momentito, una conversa rápida y luego les daba el regalo.

De tanto ver a los niños, ella termino por entrar en confianza y conocerlos a todos por sus nombres. Un día vio que uno de los niños estaba más triste que de costumbre, así que se atrevió a ofrecerle llevarlo hasta su casa.

Después de escuchar algunas historias de horror domestico que el niño le contó, ella tuvo una revelación. De ahora en adelante dedicaría su vida para ayudar a los pobres.

Decidió comenzar a lo grande. Preparo una cena super especial para sus niños. Cocino recetas de familia, compro flores y postres. Limpio toda la casa y empaqueto regalitos para cada uno.

Paso a recogerlos por el semáforo de costumbre. Cuando llegaron a la casa, los niños no se lo podían creer. Nunca habían visto una mesa bien puesta y tanta comida junta.

Ella comenzó el festín para los niños con unas palabras de introducción donde les comunico su nueva fe.

Ya ella estaba agotada de atender a sus pequeños invitados y absolutamente conmovida por la escena de felicidad, así que se quedo dormida como diez minutos.

Cuando despertó tenia enfrente a unos jóvenes desconocidos, no estaban en su lista de invitados. Borrachos, reían. A la sifrina le gusta hacer caridad, dijo uno de ellos y le arranco el vestido.

Los niños, de lejos, miraban callados. sin expresión. Mientras, los coleados, violaban a nuestra heroína.

Al finalizar la degollaron...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading