Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

30 abr. 2016

La mamita

Johnny bravo siempre tuvo la capacidad de generar fuertes pasiones en las mujeres mayores. En el preescolar se enamoraron perdidamente de él, las monjas de primaria lo preferían, en secundaria las maestras lo consintieron y las profesoras de la universidad fueron sus primeras amantes.


Durante un buen tiempo la mamá de Johnny bravo celebro los éxitos de su hijo, pero luego comenzó a preocuparse. Johnny bravo nunca estudio de verdad y tampoco trabajar formalmente.

A penas se graduó, vio las ventajas que lo rodeaban, se metió a modelo. A partir de ese momento vivió a expensas de cuanta mujer madura se le cruzaba. Después, las abandonaba.

Así se le paso la vida hasta los treinta y tres años. Por esa época conoció a Maléfica, quien le cambio la vida. La mamá de Johnny bravo se preocupaba cada vez mas.

La primera vez que Maléfica salio con Johnny Bravo, le causo una profunda conmoción. Desde los primeros tragos hasta los últimos cigarrillos. Después del sexo Johnny Bravo sentía que ya la conocía. Fue obsecionandose cada vez mas, hasta llegar a pensar que Maléfica era su alma gemela.

Hablo con su mamá, le contó todo y lo feliz que era, que quería casarse con ella. La madre se puso contenta, por fin echaría raíces. Esa misma noche Johnny Bravo trajo a Maléfica para que la conociera.

La madre, al momento de ver a Maléfica, sufrió un colapso y se desmayo. Maléfica se retiro discretamente.

En el hospital lograron reanimarla. Se puso a llorar histericamente, gritando sin parar, ¡NO TE PUEDES CASAR CON ESA!. Asustado y extrañado, Johnny Bravo preguntaba a su madre el por que de su negativa. 

Es tu verdadera madre, yo te adopte apenas naciste...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading