Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

22 sep. 2015

MAROCCHINATE

Goumiers del Cuerpo Expedicionario Francés
Si ganan esta batalla, durante cincuenta horas serán los dueños absolutos de todo lo que encuentren más allá de las filas enemigas. Nadie les castigará por lo que hagan, nadie les pedirá explicaciones por lo que cojan…Y vaya si lo hicieron.


Después del desembarco en el sur de Italia, y desde su base en Nápoles, el objetivo de los Aliados era llegar hasta Roma para liberarla. Eran algo más de 200 Km, pero las condiciones climatológicas (invierno de 1943) y la efectiva resistencia alemana basada en sucesivas líneas defensivas, dificultaron el avance. La más importante de estas líneas defensivas era la llamada Línea Gustav -a unos 100 Km de la capital-, cuyo eje principal estaba situada en la localidad de Cassino y, sobre todo, en el Monasterio de Montecassino, situado en una colina de 1.100 m, una posición estratégica para defender la ruta hacia Roma. Hicieron falta 4 meses (enero a mayo de 1944) y varios ataques para derrotar a los alemanes atrincherados en las ruinas del monasterio, destruido por el bombardeado aliado, y en los que cobraron especial protagonismo los Ghurkas nepalíes y los Goumiers del norte de África, especialistas en la lucha en montaña, además del Segundo Cuerpo del Ejército polaco con el oso Voytek entre sus filas.

La nombre de Goumiers se dio originalmente a las tropas irregulares tribales que luchaban como aliados con el ejército francés en la década del 1900 en el sur de Argelia; más tarde, pasaría a designar a las tropas coloniales marroquíes del Cuerpo Expedicionario Francés. Y fueron estos goumiers los que tomaron al pie de la letra la miserable arenga del general Alphonse Juin. Incluso se llegó a acuñar un término para lo que allí ocurrió… Marocchinate, violaciones masivas llevadas a cabo por los goumiers contra civiles de ambos sexos y de todas las edades después de la batalla de Montecassino… con el beneplácito de los oficiales del FEC.

Los informes médicos corroboran la brutalidad con la que se emplearon, señalando laceraciones anales y de las cuerdas vocales por las penetraciones, dientes rotos para evitar el mordisco de las víctimas, empalamientos y castraciones -reservados especialmente para los hombres que trataron de defender sus esposas, madres o hijas-, mutilaciones… y las infecciones de sífilis, gonorrea y otras enfermedades de transmisión sexual -sólo el uso de la penicilina estadounidense salvó estas zonas de una epidemia-; Alberto Terilli, el párroco de Esperia, fue torturado y sodomizado por tratar de salvar a tres mujeres… El General Juin nunca condenó la violencia cometida por sus propios soldados. 

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading