Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

25 dic. 2014

Aliados

Reino Unido
El Reino Unido fue el principal enemigo de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Luego de la invasión nazi a Polonia, el 1 de septiembre de 1939, los británicos (junto con los franceses), fueron los primeros en declararle la guerra a Hitler. Posteriormente, Mussolini, el aliado de Hitler, le declaró la guerra a los británicos. El Reino Unido repudiaba las formas de gobierno de la Alemania nazi e Italia fascista y estaba dispuesta a luchar contra ellos.

Tan pronto como Winston Churchill llegó al poder, el Reino Unido se convertiría en una amenaza para Alemania. A causa de esto, los nazis mantuvieron una cruenta guerra aérea, bombardeando varias ciudades del país, aunque nunca pudieron cumplir con la promesa y el deseo de invadirlo. Los británicos también se enfrentaron con los italianos y alemanes en el norte de África, y el Imperio del Japón que atacó las colonias británicas en Asia y el Océano Pacífico.

Francia
Al igual que Reino Unido, Francia declaró la guerra a Alemania luego de la invasión a Polonia, luchando contra los alemanes e italianos entre 1939 y los inicios de 1940. Sin embargo, después de la batalla de Francia, los alemanes invadieron y dominaron la nación, convirtiéndola en un aliado obligado, y aunque en el sur del país se estableció un gobierno autónomo conocido como Francia de Vichy, los nazis no permitieron alianza entre éste y los británicos. Cabe destacar, que durante la ocupación alemana de Francia, Charles de Gaulle estableció un gobierno en el exilio conocido como Francia Libre, el cual proporcionaba una minoritaria ayuda a los aliados.

Después de la batalla de Normandía y la liberación de Francia, en el año 1944, los alemanes fueron expulsados del territorio y los franceses volvieron en totalidad al lado los Aliados, quedándose con ellos hasta el final del conflicto.

Unión Soviética
En los comienzos de la guerra la Unión Soviética de Stalin se declaró neutral, pero en agosto de 1939 firmó un pacto de no agresión con los nazis (pacto Ribbentrop-Molotov), en el cual además, se quedaría con la parte oriental de Polonia en su invasión.

Pero a mediados de 1941, Alemania rompió el pacto de no agresión e invadió la Unión Soviética para anexar parte de su territorio al espacio vital que anhelaba Hitler. Este hecho provocó la inmediata integración de los soviéticos al bando de los Aliados, lo cual benefició en gran manera al Reino Unido. Desde entonces, los alemanes debieron luchar ahora en un enorme frente oriental contra la Unión Soviética y debieron a su vez asumir la penosa carga de las innumerables bajas por los combates en dicha nación. Entre los alemanes y soviéticos se vivieron las batallas más crueles y sangrientas de toda la Segunda Guerra Mundial y la historia humana, devastando ciudades y asesinando a millones de personas.

La entrada de los soviéticos a la guerra desfavoreció completamente a los alemanes y ayudó enormemente a la posterior rendición del país. Pese a ser el país con más muertes (28 000 000), la Unión Soviética resultó ser el país que más lucho y batalló contra el Eje.

Estados Unidos
Estados Unidos apoyaba a los aliados aunque no entró en guerra hasta diciembre de 1941, cuando el Imperio del Japón (aliado de los alemanes e italianos) atacó la base de Pearl Harbor en Hawái, los estadounidenses entraron inmediatamente en guerra junto a los Aliados y ayudó en los combates a los británicos. Luego de que los Estados Unidos declararan la guerra a los japoneses, Alemania y el Reino de Italia, los aliados del Imperio de Japón, declararon la guerra a los estadounidenses, configurando oficialmente los bandos hasta el final del conflicto.

La entrada de los Estados Unidos a la guerra fue muy decisiva, pues este país se encargaría de ayudar al Reino Unido y la Unión Soviética en su lucha contra Alemania, además de batallar también contra el Reino de Italia. Pero también, se encargaría de detener y hacer retroceder el avance del Imperio de Japón por el océano Pacífico, luchando contra los japoneses isla por isla.

Finalmente, los estadounidenses lograron colaborar en la rendición del Italia; debilitaron y ayudaron a derrotar a la Alemania a través de bombardeos y tras fuertes batallas, y finalmente tras los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki vencieron al Imperio de Japón.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading