Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

12 nov. 2014

Una cierta sonrisa


Con Bertrand, Dominique conoció el amor, o al menos así lo creía. Los dos eran jóvenes, con días de camaradería estudiantil y noches intensas. Pero cuando conoció a Luc, tío de Bertrand y hombre maduro, sintió otra cosa: ¿no habría sido amor, quizá, lo que sintiera por Bertrand?
¿Cómo podría llegar a algo estable con Luc, si éste era casado? ¿Cómo tener una aventura, si era amiga y quería de verdad a la esposa de Luc? ¿Por qué dejarse arrastrar a una situación que de antemano estaba predestinada a terminar cuando la separación hiciese más daño? Y. ¿cómo no dejarse arrastrar?

Françoise Sagan, cuyo nombre real era Françoise Quoirez (Cajarc, Lot, 21 de junio de 1935 - Honfleur, Calvados, 24 de septiembre de 2004), fue una escritora francesa, a menudo considerada como integrante de la Nouvelle Vague, pues también dirigió varias películas.

En 1954, Hélène Gordon-Lazareff, la directora de la revista Elle, le encargó una serie de artículos sobre el sur de Italia y se convirtió, de esta forma, en una reportera que recorrió de sur a norte el país.

Los títulos semanales de sus reportajes comenzaban con «Buenos días» («Buenos días Nápoles», «Buenos días Capri», «Buenos días Venecia», etc.). Ese «Buenos días» (Bonjour) se convirtió en su marca de autor. Sin embargo, el título podría provenir del poema «À peine défiguré», publicado en el libro La vie immédiate (1932) de Paul Éluard.

Françoise Sagan, hija de empresarios acomodados, había publicado su primera novela Buenos días, tristeza (Bonjour tristesse) en 1954, a los 18 años y bajo un seudónimo extraído del libro En busca del tiempo perdido de Marcel Proust. La obra fue llevada al cine por el director estadounidense Otto Preminger.

Entre los temas favoritos de la Sagan destacaron la vida fácil, los coches rápidos, las residencias burguesas, el sol, una mezcla de cinismo, de sensualidad, de indiferencia y de ociosidad.

Consumía drogas y alcohol sin moderación, en febrero de 1995, había sido condenada a un año de prisión con indulto y una pena de multa por consumo de cocaína y alcohol.

En febrero de 2002, un fraude fiscal al margen del Affaire Elf le valió una pena de un año de prisión con indulto.

En 1957 sufre un grave accidente al volante de su Aston Martin que le provoca un severo trauma cerebral.

En octubre de 1985, durante un viaje a Colombia con el presidente François Mitterrand padece un serio incidente respiratorio. Sagan murió de una embolia pulmonar.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading