Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

7 jun. 2016

La furia de dios

El niño tenia 6 años y la niña 4. El niño no quería a su hermana. La niña siempre esperaba que él hubiera acabado de construir una ciudad con casitas, calles y arboles para jugar con sus carritos. Entonces, ella, procedía a destrozarcelas a puntapiés.


Si el niñito intentaba pegarle, la niña acudía llorando al padre. Este le daba una bofetada y le retiraba permisos por un par de días. Su hermana contemplaba la escena complacida. Una dulce sonrisa se dibujaba en su rostro.

Ahora estaba a punto de ocurrir lo mismo. La ciudad estaba casi terminada. El niño coloco un par de cajitas en la rampa del almacén. Luego puso en marcha un camioncito, la puerta trasera se abría igual que en los vehículos de verdad.

Ya sabia lo que estaba por pasar. Su hermana tiro los creyones sobre el dibujo y se le quedo mirando. Extendió una pierna y derribo un árbol. El niño no dijo nada.

Él pensaba, se va a llevar una sorpresa. Cree que le tengo miedo a papá. Pero no esta y mamá no es tan severa. 

¡Si esas sirenas de allá afuera no aullaran tan fuerte! ¿Que estará sucediendo? A lo mejor son los bomberos. Ellos las prueban a veces, pero nunca habían durado tanto. El niño quería averiguar que pasaba, pero estaban encerrados en un salón de dos ambientes, era su sitio de juego.

Su hermana seguía derribando la ciudad. El niño le advirtió que no debía hacerlo. Ella no le hizo caso. Entonces el niño se lanzo sobre su hermana, la golpeo como si no existieran los padres y los castigos. Se las hizo pagar todas.

La niña lloraba, dejo de pegarle. Le dio lastima. ¿Le habría hecho daño? La toco con cuidado pero ella le aparto de un manotazo. Ella tenia la culpa, le rompía todo.

Afuera se escuchaban zumbidos del cielo. Toda la casa se estremeció. El niño corrió a la ventana y se subió a una silla. ¡AVIONES! Su hermana se subió también en la silla, se agarro del brazo del hermano.

Un gigantesco estallido ilumino todo. El techo de la casa vecina desapareció. Caían las bombas. Los niños gritaron asustados. Él tenia el rostro lleno de astillas de cuando la ventana estallo.

Ambos corrieron a refugiarse en el closet de los juguetes. El niño, aterrorizado, pensaba, no volveré a pegarle nunca mas.

Por favor diosito, haz que pare todo esto de una vez...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading