Blog de humor en serio y otros aderezos, donde la inteligencia trata de sobrevivir en el país del disparate...

Licencia

Licencia de Creative Commons
Este Blog cuyo autor es Jerjes Ascanio está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de http://elentrompe.blogspot.com/.
Licencia libre.

Marquesina

He aqui la construcción de una realidad soñada, sin ángulos rectos, donde las coordenadas se anulan, lo onírico es un buen escenario y el azar es protagonico...  Gracias por tu visita...
gadgets para blogger

3 sep. 2014

En la sombra de la confianza ingenua


En su mente, Sailor moon rememoraba aquellos días, tenia 18 años cuando se vino de su pueblo en el interior a la capital de la república. Buscar una vida mejor era su objetivo. El compadre de su papa le había conseguido un cupo en la mejor universidad publica del país, la UBV, esto la enorgullecía por que sus amigas deseaban tener esa oportunidad.

Los días previos a su llegada, hizo todos los preparativos. Busco una residencia cercana al Alma Mater, dejo sus recuerdos de pueblo atrás y salio con sus maletas llenas de esperanzas hacia esta ciudad cosmopolita ajena a todo lo que había vivido hasta el momento.

Estudiaría matemáticas en la facultad de ciencias. Se consideraba una de esas atípicas mujeres emprendedoras que trabajaba por si misma pensando en formar una familia y el bebe que llegaría fruto de ese amor, claro, todo esto según el patrón que aprendió en las revistas que devoraba con pasión.

Clases comenzadas, aula asignada, materias inscritas, un vistazo al grupo de compañeros y a los pocos días Sailor moon pudo hacer vida social entre la comunidad de estudiantes. Llena de colonia infantil, contaba sus anécdotas colmadas de abono, animales de corral y madrugadas para recoger los huevos, a los sobrados que jugaban truco (y no asistían a clases) en las mesitas del cafetin.

Un día, Sailor moon, caminaba distraída hacia su residencia en un atardecer que le parecía familiar. De pronto alguien la abraza por la cintura, sintió una fuerte mano que la sujetaba y una voz gutural de hombre que le decía al oído, "camina como si estuvieras conmigo, o si no te quiebro el alma"...

Sailor moon se dio cuenta que aquel frió filo en su costado podía penetrar muy profundo su carne. Sailor moon le dijo que no tenia dinero encima, el le pregunto si tenia tarjeta de débito. Nerviosa, Sailor moon pensó en que alli tenia la plata que su madre le mandaba todos los meses sacrificadamente. Ese era el precio por su vida ese dia, lo saco.

Sailor moon pregunto... ¿ya me puedo ir?, la respuesta fue una negativa y siguieron caminando juntos sin rumbo fijo. Sailor moon marchaba petrificada cual pueblerina en una procesión llena de cirios encendidos. Bajaron por un lateral del Guaire, cerca del "hueco", el mal llamado barrio Los Chaguaramos, ubicado debajo del puente de la autopista frente a la plaza de Las Tres Gracias... El la obligo a que se fumara algo y llamo a los piedreros compinches para que disfrutaran de un strip virginal.

Sailor moon, fuera de sus cabales, drogada, aterrorizada, solo atinaba a suplicar que no la mataran. Que le hicieran lo que quisieran. Su boca probo el sabor de un pene agrio y luego su primera vez tuvo olor a cloaca en colchón de concreto. Después, satisfechos, los piedreros le perdonaron la vida, no sin antes volver a obligarla a fumar e inyectarse.

Sailor moon ya no sabia que tanto sentido tenia todo por lo que había venido a luchar. Su rostro aun esta en duelo y camuflado de regreso en su pueblo natal. Nunca volverá a caminar sobre las calles de una fiera de concreto que no tuvo piedad con su confianza, su esperanza, sus sueños, su ingenuidad.

Sailor moon, no volverá a caminar, ni con ella misma ni conmigo...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, regresa nuevamente, saludos...

Imprimir

Loading